Estos días han sido de mucho ajetreo (Maria Elena Zuza)

#AhoraMisiones Estos días han sido de mucho ajetreo, sin embargo, la noche del 31 de diciembre del año viejo, durante un instante de silencio mientras velaba el sueño de mi viejo, en un pestañeo  pensé en los deseos para mí y también para vos. Entonces, con claridad sentí que vendría un año nuevo bendecido y emocionante como un regalo de Dios a cada instante; que podría ser maravilloso si pudiéramos ver en lo cotidiano y en las minúscula cosas "su gran milagro" y que nuestro día a día quizás sería tan creativo y creador como nos lo permitamos; que si nos animáramos y podríamos ser capaces de construir cada momento con un gran ¡sí, gracias! Gracias, por lo vivido y por lo que viviremos, por cada amanecer, cada recuerdo, cada ilusión o frustración y por otro intento que va de nuevo, por cada  bocado de satisfacción o por el trago amargo que saboreamos, por cada lágrima, cada carcajada, cada amigo viejo o nuevo, por cada amor que despedimos con la esperanza de volver a verlo. También..., un enorme GRACIAS por un nuevo despertar y además, por los que amamos hasta que en paz durmieron. Gracias, por el amor que nos contiene, nos abriga y nos escucha; gracias, por la pequeña familia de padres, hermanos e hijos y, más, gracias, por los amigos que tanto queremos, Gracias, por lo que vendrá y por el paso a lo nuevo. Gracias, por las palabras claras, sinceras, por la verdad siempre y por el silencio cuando se deba, por la mirada compasiva, por las manos generosas, gracias, por los que hoy me permiten  cuidarlos y también, gracia, por los que me han descuidado, porque de todos aprendo, con todos camino, crezco, vivo y me renuevo...
¡Feliz 2022 - GRACIAS!



Publicar un comentario

Artículo Anterior Artículo Siguiente

AdSense

Publicidad

Publicidad